EMULANDO ENCUENTROS ALINÍGENAS Y UFOLÓGICOS EN FASE REM

Michael Raduga, Andrey Shashkov y Zhanna Zhunusova

Centro de Investigación de Fase, Moscú, Federación de Rusia.

Artículo en International Journal of Dream Research · Julio 2021

DOI: 10.11588/ijodr.2021.2.78599









Dirección correspondiente:

Michael Raduga, Centro de Investigación de Fase. Moscú, Federación de Rusia.

Correo electrónico: obe4u@obe4u.com

Enviado para su publicación: febrero de 2021. Aceptado para su publicación: abril de 2021. Publicado en línea: 2 de julio de 2021



Resumen.


Los encuentros extraterrestres y ufológicos (AUEs) han sido una parte bien conocida de la cultura humana durante siglos, pero todavía no estamos seguros de su naturaleza. Algunos estudios sugieren que, en algunos de estos encuentros, estos fenómenos podrían estar relacionados con estados de sueño REM disociativos, como sueños lúcidos (LDs), parálisis del sueño (SP) y experiencias fuera del cuerpo (OBEs). La presente investigación se centra en la hipótesis de que si algunos de los (AUEs) son de hecho los productos del sueño REM, luego podrían ser emulados deliberadamente por los practicantes de (LDs). Por lo tanto, este experimento podría ayudar a explicar el misterio de los (AUEs). Para verificar nuestra hipótesis, implementamos un recurso en línea a través del cual instruimos a un grupo de 152 voluntarios para que intentaran emular (AUEs) a través de (LDs). Los voluntarios hicieron estos intentos en casa, y sus informes fueron verificados y analizados por los investigadores. De los voluntarios, 114 (75%) pudieron experimentar (AUEs) después de uno o más intentos. Los resultados indican que el 61% de los participantes encontraron criaturas similares a los extraterrestres, el 28% encontraron ovnis y el 24% experimentaron miedo o (SP). En cuanto a los casos de éxito, el 20% estuvo cerca de la realidad en cuanto a la ausencia de eventos oníricos paradójicos. Los (AUEs) pueden ser emulados voluntariamente y pueden ser percibidos como muy cercanos a la realidad. En teoría, las personas al azar pueden encontrar espontáneamente (AUEs) durante el sueño REM y confundir los eventos con la realidad. Este estudio ayuda a explicar al menos algunas (AUEs) que surgen a la hora de acostarse. Este estudio se puede utilizar para examinar, e incluso emular, otros encuentros paranormales, religiosos o místicos, ayudándonos así a comprender mejor nuestra cultura y el cerebro humano.

Abreviaturas clave: sueños lúcidos (LDs), experiencias fuera del cuerpo (OBEs), encuentros extraterrestres y ufológicos (AUEs), parálisis del sueño (SP), estado de fase (PS)



1. Introducción

Hay alrededor de 1×1024 estrellas conocidas en el universo (Marov, 2015), con 1,6 planetas por estrella solo en nuestra galaxia, la Vía Láctea (Cassan et al., 2012). Basándose en estos números, Stephen Hawking sugirió que es imposible que la vida extraterrestre no exista (1998). Sin embargo, aún no hemos encontrado ninguna, lo que lleva a la llamada paradoja de Fermi (Hart, 1975). La gente ha creído en civilizaciones extraterrestres durante siglos (de Fontenelle, 1990). Los medios de comunicación y los libros muestran que los extraterrestres visitan nuestro planeta en platillos voladores u ovnis y lo han estado haciendo durante mucho tiempo (Richardson, 2001). Es una creencia popular que estos extraterrestres incluso a veces contactan a personas y secuestran víctimas para diferentes propósitos (Appelle, 1995). Las afirmaciones de tales casos se generalizaron en la década de 1960 (Clark, 1997), pero los casos de estas afirmaciones se pueden encontrar desde finales del siglo XIX (Colvin, 2004). Muchas personas famosas incluidos Elvis Presley, John Lennon, Robbie Williams y Mick Jagger han declarado experimentar este tipo de contacto con seres extraterrestres (Pacheco, 2019). A pesar de la popularidad del fenómeno de la abducción alienígena, no hay una explicación adecuada para ello, lo que plantea la pregunta: "¿Es un fenómeno psicológico, casos reales o ambos?"


Aproximadamente la mitad de las historias sobre encuentros extraterrestres y OVNIS (AUEs) involucran dormir, sueños, relajación y parálisis del sueño (SP) (Basterfield, 2005; Stockton, 2018). Por lo tanto, casi todos los estudios de (AUEs) sugieren que este fenómeno podría estar estrechamente correlacionado con (SP), que ocurre cuando la atonía del sueño REM se hace presente durante la vigilia (Daroff, 1991). Cuando se produce (SP), a menudo también ocurren alucinaciones desagradables e incomprensibles. Por lo tanto, las personas que experimentan (SP) pueden buscar explicaciones no médicas, incluidas aquellas que aprovechan las creencias sobrenaturales (Sharpless y Doghramji, 2015; Terrillón & Marques-Bonham, 2001). Esto explica por qué la (SP) está relacionado con una fracción considerable de los informes de (AUEs). Por ejemplo, Blackmore y Cox (2000) encuestaron a 12 "abducidos por alienígenas" y encontraron que se encontraron con (SP) con más frecuencia que dos grupos de control. Otros estudios asocian directamente la (SP) con los (AUEs), ya sea utilizando ejemplos específicos (McNally & Clancy, 2005; Siddiqui, Qureshi, & Ghamdi, 2018) o un enfoque general (Holden & French, 2002).


En este estudio, consideramos la (SP) consideramos el SP como una parte del término de estado de fase (PS) o fase. El concepto de (PS) también incluye sueños lúcidos (LDs), experiencias fuera del cuerpo, falsos despertares y todos los demás posibles fenómenos disociativos del sueño REM (Raduga, 2004). En su mayoría, los estudios de (PS) han explorado los (LDs), es decir, los sueños en los que uno es consciente de la irrealidad circundante de la situación y puede influir en su trama (LaBerge, 1985). Aunque los (LDs) pueden ocurrir durante el sueño no REM (Dane & Van de Caslte, 1984; Mota-Rolim et al., 2015; Stumbrys & Erlacher, 2012), el fenómeno tiene lugar durante el sueño REM con mucha más frecuencia. Los (LDs) difieren de los sueños normales debido a una mayor actividad en la corteza prefrontal con una frecuencia de 40 Hz (Voss et al., 2009). Aunque la neurobiología subyacente a los (LDs) aún debe estudiarse (Baird, Mota-Rolim y Dresler, 2019), algunas investigaciones muestran sus posibles aplicaciones prácticas (Mota-Rolim y Araujo, 2013) en el entrenamiento de las habilidades motoras (Schädlich, 2018; Stumbrys, Erlacher, & Schredl, 2016), resolviendo el dolor crónico (Zappaterra, Jim, & Pangarkar, 2013), eliminando pesadillas (Zadra & Phil, 1997) y resolviendo problemas (Stumbrys, Erlacher, Schmidt, 2011; Schmidt, Stumbrys & Erlacher, 2014).


Un (PS) que comienza inmediatamente después de despertarse o quedarse dormido puede confundirse fácilmente con experiencias fuera del cuerpo (Levitan et al., 1999; Mahowald & Schenck, 2005; Raduga, 2014). Las características primarias de los (LDs), como la conciencia y el sueño REM, son similares no solo a la (SP) (Dresler et al., 2012; Terzaghi et al., 2012; Voss et al., 2009) sino también a las experiencias fuera del cuerpo (LaBerge et al., 1988; Nelson et al., 2007) y falsos despertares (Barrett, 1991). Estos estados son similares, y su aparición en la vida de las personas está altamente correlacionada. Se ha informado que el 88% de los humanos han experimentado al menos un tipo de (PS) por lo menos una vez, frente al 43% de las personas que experimentan (PS) con bastante frecuencia (Raduga, Kuyava y Sevcenko, 2020).


Gackenbach y LaBerge fueron los primeros en señalar una posible correlación entre los (LDs) y los (AUEs) (1988). Esta idea fue apoyada por Green (1990) y otro de los artículos de Gackenbach (1989). El fenómeno (AUEs) no solo es familiar para los experimentadores de (PS) en teoría, sino que incluso usan la técnica de abducción alienígena para inducir el (PS). Esto significa que muchos practicantes de (PS) son plenamente conscientes de la correlación que hay entre (AUEs) y (PSs), ya que utilizan "extraterrestres" para sus objetivos. Para usar esta técnica, uno necesita imaginar que los "extraterrestres" sostienen las piernas y sacan tu cuerpo de la cama, lo que podría causar disociación durante el estado subdespierto, especialmente al despertar (Raduga, 2014).


Sin embargo, la familiaridad con los (AUEs) entre los entusiastas practicantes de (PS) no explica cómo los (AUEs) le suceden a la población general. Si las personas no inventan historias de (AUEs), estas experiencias pueden ser muy vívidas en términos de percepciones porque las personas las separan de los sueños ordinarios y la imaginación. Esta cualidad de percepción podría ser otro signo de (PS). Por ejemplo, en un estudio, se pidió a 139 voluntarios que indujeran (PS) y luego se imaginaran a sí mismos en el mundo real. Como resultado, el 13% logró sensaciones hiperreales que superaron sus percepciones habituales durante la vigilia (Raduga, Zhunusova y Shashkov, 2020). En otro estudio similar, el 14% de los voluntarios (N = 118) lograron el mismo resultado al girarse mientras estaban en un (PS) (Raduga, Shashkov y Zhunusova, 2020).


Teniendo en cuenta los hechos anteriores, al menos algunos (AUEs) a la hora de acostarse podrían ser una forma de (PS). Aunque artículos anteriores han demostrado que esto es posible solo en teoría, esta idea se ha demostrado en un estudio piloto no publicado. En ese estudio, 20 voluntarios (70% hombres) con buen sueño que en su mayoría no tenían experiencia con (PS) se reunieron en Los Ángeles, CA, durante tres días consecutivos. Se les indicó que indujeran un (PS) y, si tenían éxito, que intentaran encontrar extraterrestres u ovnis.


Durante las siguientes dos semanas, siete voluntarios fueron capaces no sólo de inducir (PS) sino de lograr un total de 10 (AUEs) (Raduga, 2011). Sin embargo, este experimento incluyó una pequeña muestra y carecía de datos detallados. Decidimos resolver estos problemas repitiendo investigaciones similares a mayor escala. La hipótesis central de nuestro estudio fue que los (AUEs) podrían emularse a través de (PSs), es decir, estados de sueño REM con conciencia, y esos informes podrían estar más cerca de la realidad en términos de ausencia de eventos paradójicos además de la propia (AUE). Si esto es cierto, tales experiencias espontáneas tienen más posibilidades de confundirse con la realidad.


Invitamos a casi diez veces más voluntarios de los que se incluyeron en el estudio piloto. Todos ellos estaban familiarizados con los (PSs), y se les dio mucho tiempo para llevar a cabo la tarea.

Como se ha discutido, (SP) y el miedo asociado con él son bastante comunes en los informes de (AUE) de cualquier tipo. Por lo tanto, si (AUE) es un producto de mezclar las etapas del sueño con la realidad (y si pudiera reproducirse por propia voluntad), a menudo deberíamos ver (SP) en informes exitosos. Por lo tanto, nuestra hipótesis secundaria fue que (SP) se mencionaría en los informes (AUE) exitosos con más frecuencia que en los informes fallidos.


Las posibles correlaciones del (PS) y (AUE) se han discutido en artículos académicos anteriores, pero estas se basaron únicamente en sugerencias teóricas. La presente investigación explora una correlación similar utilizando una técnica experimental. Aunque el objetivo del estudio es mostrar una posible correlación entre (AUEs) y PS y no derivar cifras específicas, sus resultados podrían proporcionar un conocimiento útil sobre el fenómeno (AUE) en general, vilipendiando sus mecanismos. Además, proporcionaría información sobre la naturaleza del (PS). Y lo más importante, nos ayudaría a comprender mejor la cultura humana, porque los (AUEs) es frecuente en numerosos libros, películas e incluso en diferentes cultos religiosos.



2. Métodos


2.1. Recurso de investigación


Este estudio se realizó del 2 de febrero de 2019 al 18 de abril de 2020, en forma de experimento de campo. El sitio web del Proyecto Elijah, que reúne a cientos de profesionales de (PS) de todo el mundo, se utilizó como la herramienta principal para recopilar datos. El Proyecto Elijah realiza continuamente varias pruebas relacionadas con los (PSs) e informa de los resultados, lo que promueve la recopilación de datos estadísticos. Este recurso en línea estuvo disponible el 29 de noviembre de 2018 y está disponible en inglés (pro.obe4u.com) y ruso (pro.aing.ru). El presente estudio se realizó utilizando la versión rusa.


2.2. Voluntarios

Este estudio involucró a 152 voluntarios, el 41% de los cuales declararon que habían experimentado 100 o más (PSs) en su vida. Después de registrarse en Project Elijah, los voluntarios aceptaron proporcionar sus datos personales, incluida su información de contacto y fotos. De acuerdo con los estándares éticos y legales, a través de un formulario en línea, todos los voluntarios dieron su consentimiento para participar en los estudios y asumir la responsabilidad de cualquier consecuencia adversa resultante de completar las tareas. Además, debido a que los (PSs) comprenden un área poco estudiada y debido a que los participantes realizaron las tareas sin supervisión, todos los voluntarios confirmaron que no tenían problemas fisiológicos o psicológicos que pudieran verse afectados por los (PSs). Además, a los menores de 18 años se les prohibió participar en el estudio. No se proporcionaron recompensas materiales a ningún voluntario. Dado que el estudio fue realizado por un equipo de investigación independiente que no tiene una junta de revisión institucional y el estudio en sí fue voluntario, no tiene aprobación ética.


2.3. Tarea experimental

De acuerdo con las instrucciones de la tarea, los voluntarios tenían que inducir el (PS) por cualquier método de su elección (1) y luego tratar de encontrar o convocar extraterrestres u OVNIs (2). Independientemente de si ocurrió un (AUE), los voluntarios tuvieron que memorizar todos los eventos (3). Después de intentar completar la tarea en al menos un (PS), los voluntarios tuvieron que informar sus experiencias (ya sea que ocurriera un AUE o no) en el sitio web del Proyecto Elijah lo antes posible (4). Era necesario que los participantes describieran sus experiencias en detalle, incluido el método de inducción de (PS), la tarea en sí y cómo terminó el (PS).


Los voluntarios podían intentar la tarea una o más veces y debían proporcionar un informe solo para el caso más significativo. Podían intentar realizar la tarea en cualquier lugar desde un día hasta 14 meses después de que comenzara el experimento, dependiendo de su acceso, que se otorgó en función de la finalización de experimentos anteriores para el proyecto.


Después de recibir los informes, el equipo de Project Elijah los verificó para verificar el cumplimiento de las instrucciones. Si los informes de los practicantes eran aceptados, obtenían acceso a los estudios posteriores. Si no se aceptaban los informes, se pedía a los voluntarios que repitieran la tarea o que aclararan algunos detalles. Los voluntarios no tuvieron acceso a los informes de los demás porque permitir dicho acceso podría haber afectado la calidad de los resultados.


2.4. Análisis estadístico


Los informes narrativos fueron digitalizados, y estos datos finales fueron analizados por tablas de contingencia y pruebas de Chi-cuadrado en JASP (Versión 0.11.1). El análisis incluyó todos los criterios y sus emparejamientos: estado general del (AUE), estado detallado del (AUE), miedo y (SP), estado paradójico (realidad de los eventos), género, número de experiencias de (PS), método de inducción de (PS) y tipo de finalización de (PS).


El nivel de significancia se estableció en alfa = .05, y las correcciones de Bonferroni se emplearon como pruebas post-hoc. Cuando fue apropiado, los datos no aplicables (n/d) se excluyeron de las tablas durante el análisis.


El estado paradójico se clasificó a través de estimaciones subjetivas: cantidad mínima o ausencia de eventos y objetos paradójicos u oníricos en (PS). Si un informe podía parecerse a la realidad, además de las acciones inductoras de (PS) y la manifestación de (AUE), se contaba como probable que se mezclara con la realidad en las condiciones de la vida cotidiana.


Los voluntarios se dividieron en categorías según el número de (PSs) experimentados en sus vidas: <4, 4-10, 11-30, 31-100, 101-500, > 500, n/a (otras opciones o poco claras).


Las entradas de (PS) también se agruparon de acuerdo con la siguiente clasificación simplificada de los métodos de PS (Raduga, 2004; Raduga, 2020): indirecto (al despertar), directo (sin dormir, al quedarse dormido o inmediatamente después de quedarse dormido), ld (tomar conciencia en una trama de sueño), n/a (otras opciones o opciones poco claras). Finalmente, las finalizaciones de (PS) se dividieron en las siguientes categorías: falso (falso despertar), externo (despertar debido a sonidos externos o irritaciones), fuerza (despertar contra la voluntad de uno), yo (despertar deliberado), sueño (quedarse dormido), n/a (otras opciones o poco claras).



3. Resultados

Se aceptaron informes de 152 voluntarios (54% hombres); se presentó un informe por persona. De los informes, 114 (75%) contenían descripciones de AUE exitosas. Los datos muestran que 23 voluntarios (20% de los casos de AUE y 15% en general) lograron experiencias relativamente realistas que contenían eventos oníricos menos paradójicos. Las versiones abreviadas de los informes figuran en el apéndice 2.


De los voluntarios, el 3% experimentó (SP), todos los cuales lograron con éxito un (AUE). Además, del 17% de los voluntarios que experimentaron miedo, solo una persona no logró una (AUE). Los resultados de la prueba χ² muestran una muestran una relación estadísticamente significativa entre (AUE) y SP/miedo, χ² (1, N = 152) = 8,406, p = 0,004. Además, los resultados de la prueba post-hoc mostraron relaciones significativas para el par AUE y SP/miedo (pbonferroni < .001) y el par no-AUE y SP/miedo (pbonferroni < .001). Estos datos se muestran en la Tabla 1.


Tabla 1 estadísticamente significativa. Miedo y/o parálisis del sueño Distribución del estado (AUE).


















La (SP) fue experimentada en (AUEs) menos paradójicas por el 13% de los voluntarios, mientras que solo el 2% de los voluntarios experimentó (SP) en (AUEs) más paradójicas. La prueba χ² mostró una relación estadísticamente significativa entre el estado paradójico de (AUE) y (SP), χ² (1, N = 114) = 5,150, p=0,023. Las pruebas posthoc mostraron relaciones significativas en el estado menos paradóxico de (AUE) y el par de SP (pbonferroni < .001) y en el estado (AUE) más paradójico y el par de (SP) (pbonferroni < .001). Todos los casos con (SP) y miedo fueron acompañados por (AUEs) menos paradoxicos.


Estos datos se muestran en la Tabla 2.




















Otros detalles para los casos exitosos de (AUE) son los siguientes: Para el 61%, los 'extraterrestres' se veían como se esperaba de las películas y libros de ficción; para el 4%, los "extraterrestres" eran invisibles, pero los voluntarios de alguna manera sabían que eran ellos; para el 19%, los "extraterrestres" parecían personas comunes, pero los voluntarios de alguna manera sabían que eran ellos; el 39%, solo se experimentó contacto visual con 'extraterrestres'; El 26% logró hablar con 'extraterrestres' pero no tuvo ningún contacto físico con ellos; El 11% encontró contacto físico con "extraterrestres" pero no les habló; el 12% habló con 'extraterrestres' y tuvo contacto físico con ellos; el 28% encontró ovnis; El 10% estaba dentro de un OVNI en algún momento; y el 3% voló en un OVNI.


Estos datos se muestran en la Tabla 3.





El análisis de la prueba χ² no mostró diferencias estadísticamente significativas entre el estado general o detallado del (AUE) y el género, el método de inducción de (PS), la experiencia de los practicantes y el tipo de finalización de (PS).



4. Discusión

Debido a la similitud entre los fenómenos (AUE) y (PS), planteamos la hipótesis de que podrían tener la misma naturaleza neurofisiológica. Esto podría ser cierto, al menos para los casos en los que el (AUE) tienen lugar en la cama. Para probar esta idea, les pedimos a los practicantes de (PS) que intentaran deliberadamente emular los (AUE). Los resultados de este estudio podrían mejorar la comprensión general de algunas partes sobrenaturales de la cultura humana.



4.1. Confirmación de hipótesis


Nuestra hipótesis central afirmaba que los practicantes de (PS) lograrían (AUE) en el sueño REM y podrían estar cerca de la realidad en términos de ausencia de eventos paradójicos. Parecía que la tarea era relativamente simple para los voluntarios y, como resultado, alrededor de tres cuartas partes de ellos tuvieron éxito en general. Aunque la mayoría de los voluntarios tuvieron éxito, la mayoría de sus informes fueron demasiado paradójicos en términos de similitud con posibles (AUE) reales en vigilia. En cualquier caso, reunimos informes que podrían considerarse subjetivamente como relativamente similares a los (AUE) reales.

Nuestra hipótesis secundaria fue que la (SP) sería más frecuente en los informes (AUE) exitosos que en los informes fallidos. Solo hubo unos pocos casos de (SP), pero todos contenían una (AUE). Hubo más casos de miedo, solo uno de los cuales no contenía tampoco una (AUE). Además, (SP) fue más común en estos casos, especialmente cuando se trataba de una (AUE) menos paradójica. Estos resultados secundarios agregan credibilidad al objetivo principal del estudio, ya que los informes (AUE) obtenidos se parecían aún más a los informes "reales".


Por lo tanto, nuestra hipótesis principal ha sido confirmada: parece que los encuentros alienígenas y OVNI a la hora de dormir (así como las abducciones alienígenas) pueden emularse en función de la voluntad y las acciones deliberadas de uno. Sin embargo, no conocemos la probabilidad específica de que esto ocurra porque la presente investigación se centró en el concepto en general. Sin embargo, ahora se ha demostrado que es posible en la práctica y no solo en la teoría.



4.2. Mecanismos subyacentes a la AUE


Todavía no sabemos con precisión cómo funciona el espacio (PS) o cómo emula sensaciones, que a veces son hiper vívidas. Sabemos solo en la práctica cómo controlar los (PS) y translocar y encontrar objetos en ellos (Raduga, 2014). Los voluntarios que participaron en nuestro estudio utilizaron estas técnicas para encontrar "extraterrestres" en los (PSs). Por ejemplo, podrían convocarlos o concentrarse en encontrarlos en las esquinas. A veces, cuando las escenas de (PS) comenzaban desde la cama, al practicante le bastaba con imaginar que había extraterrestres en la habitación antes de levantarse y abrir los ojos. Tal vez el mismo algoritmo juega un papel central en los fenómenos (AUE) cuando las personas se encuentran espontáneamente con (PS).


Por ejemplo, después de levantarse de la cama durante falsos despertares (que son muy comunes) (Raduga, Kuyava y Sevcenko, 2020), una persona ocasionalmente podría pensar en una (AUE) o recordarla. Esto es especialmente probable si esta persona tenía interés en los ovnis u otros fenómenos sobrenaturales. En cuanto al espacio (PS), podría ser una señal para emular esta expectativa exactamente como lo hicieron nuestros voluntarios. Si la (AUE) en una (PS) espontánea que comienza al quedarse dormido o / y termina despertando, teóricamente podría ser difícil explicar todos los eventos por algún tipo de sueño, porque no se observaron sueños paradójicos antes o después. La única diferencia aquí es que los practicantes de (PS) que participaron en este estudio eran plenamente conscientes de la situación real, mientras que la gente común podría no serlo. Lo mismo podría suceder después de encontrar (SP) o sensaciones fuera del cuerpo, ya que estos fenómenos tienen una base fisiológica similar.


Debido a que las sensaciones pueden ser muy reales y debido a que los (AUE) pueden ser desagradables, incluso los practicantes de (PS) experimentan miedo y parálisis. Si comprender la situación no ayudó a estos practicantes, entonces no sería sorprendente que la gente común experimentara conmoción debido a tales eventos. Como tal, podrían considerar las (AUE) como experiencias reales, ya que esta podría ser la única explicación que pueden concebir.



4.3. Discutiendo el fenómeno AUE


El resultado más importante del estudio es la idea de que la mayoría o algunos informes (AUE) "reales" podrían ser simplemente otro tipo de (PS) porque los (AUE) y los PS se pueden reproducir de manera muy similar.

Teniendo en cuenta que la mayoría de la población humana ha experimentado una (PS) de una forma u otra, no es de extrañar que las tramas de (PS) a veces imiten expectativas irracionales o místicas. Esto es razonable, ya que la mayoría de las personas no tienen suficiente conocimiento para separar las vívidas experiencias oníricas de la realidad. Miles de millones de personas se encuentran con (PS), y la mayoría de ellos están familiarizados con los (AUE) de películas, medios de comunicación y libros. Por lo tanto, parece muy razonable suponer que estos dos factores a veces se unen y engañan a la sociedad.

Seguramente, algunos informes de (AUE) son inventador, pero es probable que algunos de ellos sean reales, especialmente si consideramos los resultados del presente estudio. Esto significa que algunos "secuestrados" reales no inventaron sus historias; simplemente carecían de conocimiento racional porque es relativamente impopular en la cultura. Por lo tanto, nuestros hallazgos podrían indicar que las (AUE) a la hora de acostarse son un efecto secundario de los sistemas educativos insuficientes, especialmente en direcciones psicológicas, psicofisiológicas y filosóficas. (AUE) puede ser una consecuencia directa del hecho de que la (PS) en diferentes formas es frecuente entre la población general (literalmente miles de millones de personas se encuentran con ella), pero todavía no hay suficiente información al respecto.



4.4. Conclusiones y direcciones para futuros estudios


Los resultados del presente estudio muestran que los (AUEs) a la hora de acostarse pueden emularse deliberadamente durante el sueño REM y pueden imitar la realidad. Como tal, la gente común podría entrar espontáneamente en los (PSs), involuntariamente tener un (AUE) y confundirlo con la realidad. Este podría ser el caso cada vez que una AUE comienza durante el sueño o mientras está en un estado de relajación. Las civilizaciones extraterrestres, si existen, mejor escapan de vernos desde los dormitorios, por no confundirse con los sueños. Para explorar más la hipótesis, sería útil comparar bases de datos masivas de (AUE) e informes de sueños. También podría ser interesante instruir a las personas con (AUE) para que también tengan (PS) e incluso emulen sus historias allí. En este caso, compararíamos los informes (PS) y (AUE) de las mismas fuentes.


Otros encuentros religiosos, paranormales o místicos a la hora de acostarse podrían explicarse de la misma manera que algunos (AUEs) que se explicaron en este estudio. Algunos de estos sucesos podrían ser emulados de la misma manera en futuras investigaciones. Nuestros hallazgos ayudan a la comprensión general del cerebro humano, especialmente con respecto al proceso del sueño y su conexión con la conciencia. Por lo tanto, nuestros resultados ayudan a que algunas partes irracionales de nuestra cultura se vuelvan más razonables y comprensibles.



APENDICE


Informes de (AUE) menos paradójicos con entradas de (PS) omitidas, finales de (PS) y aquellos que no están relacionados con los detalles del tema principal. (Traducido del ruso).


Informe #3, 18 de febrero de 2019 (Femenino)


Fui a la sala de estar, imaginando que estaban allí, pero no estaban allí. Luego, salí al porche y comencé a bajar a la calle, con la clara certeza de que estaban allí. Abrí las puertas (lo abrí a propósito, pero no pasé), y, sí, un grupo de tres pequeñas personas se paró en mi patio. En el gran césped de la izquierda, donde se encuentra el patio de recreo en la vida real, había un platillo volante. No sentí miedo, solo interés. Hombres pequeños con piel lisa de color azul, altura humana, con cabezas grandes no estándar y ojos enormes y saltones de color negro. Sus brazos eran largos. Sus dedos también eran alargados, cuatro dedos en cada mano. Subí, y la frase 'No tengas miedo; somos amigos' apareció en mi cabeza, lo que escuché claramente, considerando que era telepatía. Solo uno de ellos se puso en contacto conmigo, aparentemente, él era el "especialista líder". El resto (dos) se quedó atrás y no subió.


El alienígena se acercó y me escaneó con algún objeto que parecía una ruleta para pasear perros, pero desde adentro salió un rayo de luz azul brillante. Observé con interés mientras me frotaba las manos y soplaba en mis palmas. Después de eso, tomó mi mano izquierda y trajo una larga varilla de vidrio a la curva interna de mi codo (no sentí nada, pero un líquido rojo que me recordaba a la sangre apareció en la varilla). Por cierto, la piel de su mano estaba bastante fría. Me mordí el labio y la lengua. Junto a los otros dos había un pequeño perro sin pelo que reboloteaba alegremente. Su piel era lila (maravillosamente).


Después de todos los procedimientos, me invitaron a la nave con un gesto con la larga mano (todavía pensaba con que alienígenas había subido). Tan pronto como me acerqué a él, me cegó una luz muy brillante, como de un reflector. Mi visión se había ido, y me sentía mareada y ligera. Traté de hacer frente a esta condición, pero fracasé.


Informe #14, 9 de mayo de 2019 (Hombre)


Comencé a escuchar, queriendo escuchar a los extraterrestres afuera de la puerta. Casi de inmediato, comencé a escuchar sus gruñidos antinaturales. No imaginé su apariencia, ya que sería interesante ver lo con lo que mi cerebro me recompensaría. Con la confianza de que al abrir la puerta, vería a los extraterrestres allí, lo hice de inmediato. ¡Un shock me estaba esperando afuera de la puerta! Todas las paredes de la sala estaban con algún tipo de vegetación de la que colgaba una red verde oscuro o algas. En el centro, había una mesa redonda en forma de lente supe tecnológica, dentro de la cual se podía ver el parpadeo de los adornos (aparentemente su escritura). Dos organismos de color azul se pararon a dos lados de la lente. Cada uno tenía un enorme ojo ovalado, dispuesto verticalmente. No tenían extremidades; solo eran cuerpos pulsantes que levitaban 5 cm por encima del suelo. Ambos alienígenas me miraron mientras seguían haciendo sonidos, que escuché incluso afuera de la puerta. Después de 8-10 segundos, muchos tentáculos delgados me alcanzaron desde el cuerpo de uno de ellos. Era muy espeluznante. Sin embargo, agarré varios de ellos con ambas manos, sintiendo inmediatamente una descarga eléctrica. A partir de esto, mi visión se oscureció y estaba en un estado de parálisis del sueño con el despertar posterior.


Informe #15, 12 de mayo de 2019 (Femenino)


Después de haber profundizado, pasé por el pasillo hasta la puerta principal. Abriendo un delgado hueco, metí mi mano en él y saqué a un hombre verde que medía dos metros de altura. Al principio, era una criatura amorfa que se convirtió en un alienígena frente a mis ojos. Volví a poner la mano y saqué a una segunda que parecía la primera, pero tenía un tentáculo largo, resbaladizo y asqueroso. Los invité a la cocina a tomar té. Cuando entré en la cocina, me arrojaron de nuevo al cuerpo.


Informe #37, 19 de septiembre de 2019 (Femenino)


Pensé que debía buscarlos. Salí a mirar a mi alrededor, y luego vi que tres extraterrestres venían a mi casa. Los vi con bastante facilidad. Eran más altos que la valla, de unos tres metros de altura. Estaba aterrorizada. Parecían espeluznantes: grises, delgados y altos con ojos grandes, y caminaban suavemente, como si estuvieran volando. Todo a su alrededor también era gris, algo siniestro, crepuscular. Cuando me acerqué a ellos, me invadió un miedo animal. Me di la vuelta, tratando de calmarme, pero luego me di cuenta de que esta era una fase, y no tenía miedo. Me volví y vi que todo se había vuelto brillante, y en lugar de los espeluznantes alienígenas, había personas verdes y no aterradoras. Me acerqué, comenzando a tocarlos y acariciarlos. Eran de ébano al tacto, como piel escamosa y áspera. En la cabeza, por alguna razón, tenían una franja amarilla. Intentaron hablar conmigo, pero no los entendí.


Informe #41, 7 de octubre de 2019 (Hombre)


Había materializado tres humanoides verdes en la misma ubicación de la parcela en uno de los pisos de la clínica. Los tres se sentaron en un círculo frente a mí en posición de loto. No reaccionaron ante mí de ninguna manera. Traté de ponerme en contacto con ellos, sin reacción. Así que se sentaron, sin decir nada, en suspenso.



Informe #56, 4 de diciembre de 2019 (Hombre)


Estoy en el segundo piso de una casa de campo. Quiero ver extraterrestres. Miro por la ventana y veo una bola amarilla. Quiero entrar en ella. Sin embargo, todo se está desvaneciendo y me despierto.


Informe #57, 7 de diciembre de 2019 (Hombre)


Profundicé un poco en la fase y, imaginando que seres extraterrestres me estaban esperando en la habitación, entré en la habitación. No había nadie allí. Entonces imaginé más vívidamente que estaban en la cocina. Escuché sonidos que venían de allí, tomé coraje y entré. Mi esposa se quedó allí y lavó los platos, y en la estufa, había trozos de tocino fritos en aceite (aunque ambos somos vegetarianos). Pero no me di por vencido y, para convencerme mejor, le pedí a mi esposa que se acercara a mí y le dije que había extraterrestres detrás de la puerta principal. Juntos, fuimos a la puerta. Miré a través de la mirilla, vi solo algunas sombras borrosas y escuché un sonido. Abrí la puerta principal; golpeo a alguien. Me sentí un poco asustado, pero miré detrás y vi a dos mujeres: mi madre y su hermana. Por qué ellos, no tengo ni idea. Frustrado, comencé a llamar a los extraterrestres en voz alta, como si estuviera tratando de conocer a una persona específica, pero al no haber logrado el éxito, me detuve y comencé a hacer otras cosas.


Habiendo hecho una profundización, decidí intentarlo de nuevo. Salí corriendo a la escalera y fui a la puerta que conducía al balcón compartido. Imaginé la nave espacial volando hacia él, iluminando todo con luz brillante, y los extraterrestres emergieron de ella. Centrándome en esta imagen, salí al balcón, pero vi allí, de la nada, una escalera de hierro que conducía hacia abajo, que alguien estaba bajando, pareciendo un hombre bastante grande con una chaqueta azul. Lo llamé varias veces, pero no respondió. Habiendo centrado toda mi atención en él, pude examinar mejor los detalles e ir un poco más profundo a pesar del hecho de que el personaje estaba muy lejos. Al final, volvió la cabeza. Resultó ser asiático; parecía japonés. Me acerqué a él y le pregunté si era un extraterrestre. Sacudió la cabeza afirmativamente y dijo que se suponía que no debía hablar conmigo y que, en general, no me veía, sino que solo me escuchaba. Con esta tontería, todo terminó.


Informe #61, 16 de diciembre de 2019 (Femenino)


Me mudo a otra habitación con la idea de que habría extraterrestres. Está oscura la habitación. En el sofá, hay una chica que se parece a mi hermana. Le pregunto: '¿Eres un extraterrestre?' Ella responde: "No". Luego, voy a la cocina, de nuevo con la idea de que habrá extraterrestres. Entro y no hay nadie allí. Creo que deberíamos intentarlo de nuevo. Salgo y vuelvo a entrar con la intención de que haya extraterrestres. Veo a dos criaturas anchas sentadas en sillas en una mesa. Parece como si estuvieran dentro con algo suelto, dos veces más pequeño que un humano. Les pregunto: '¿Son extraterrestres?' El más grande respondió: 'Sí'. Estaba encantado, mirándolos. Los alienígenas parecían bolsas de colores brillantes, similares a una bolsa de detergente en polvo, con las manos sobresaliendo de los lados. Hay ojos y boca, pero parece que no hay piernas. Se sentaron y no hicieron nada; solo me miraron. Me acerqué y le pregunté al primero cuál era su nombre. Me respondió, pero, desafortunadamente, no lo recordé. Fui al segundo. Para comprobarlo, volví a preguntar si era un extraterrestre, y también respondió afirmativamente. También le pregunté su nombre y tampoco lo recordé. Hablaron en voz baja, por lo que fue necesario acercarse a cada uno y agacharse para escucharlos. Las voces eran masculinas, bajas y muy hermosas. Le pregunté de qué planeta eran. Respondieron que eran de Deviarty. Volví a preguntar varias veces para estar seguro, y repitieron lo mismo varias veces, pensando que fui tonto y no lo hice bien la primera vez.


Informe #62, 16 de diciembre de 2019 (Hombre)


Pensé que la gente generalmente era secuestrada de la cama, así que no me levanté y no tenía prisa. Cerré los ojos y fui arrastrado a algún lugar mientras estaba acostado como si estuviera atraído por un rayo como en las películas. Perdí la sensación de tocar la cama. Pensé que ahora me arrastraría a través de las paredes, y sucedió. Pero gradualmente, el miedo se intensificó y, conociendo a mi imaginación, temía que los extraterrestres pudieran estar esperándome. Habiendo volado solo un poco, no llegué al final y me desperté de nuevo falsamente. Al abrir los ojos, volví a ver el contorno de mi habitación oscura, y luego una silueta blanca comenzó a acercarse desde otra habitación. Era un humanoide, como si estuviera en un traje plateado. No vi la cara, es decir, podría ser un hombre, pero como esperaba un extraterrestre, pensé que era un extraterrestre. La claridad de la fase fue bastante baja, del 60%. Vino a mí, luego se fue de nuevo como en el registro inverso y lo hizo varias veces. Ya estaba terriblemente incómodo. Cerré los ojos para deshacerme de esto. Luego grité, abrí los ojos, y él ya estaba abriendo mi pecho y haciendo algo adentro con herramientas. Estaba completamente asustado, y en mi cabeza, solo había un pensamiento: terminar la fase lo antes posible; fue terrible. En este momento, estaba atrapado en la parálisis, me tambaleé, traté de moverme, pero fallé. Como resultado, me desperté y no pude conciliar el sueño durante mucho tiempo.


Informe #73, 6 de enero de 2020 (Femenino)


Vi a un extraterrestre que me estaba buscando. Tenía las proporciones de una persona con una cabeza alargada y piel gris, ojos grandes y sin nariz. De mente agresiva, recordé que esto era un sueño, pero no podía salir de la trama del sueño por miedo. Intentó atravesar la ventana y no pudo hacerlo. Me escondí detrás de una silla. Vino a mí, lo recuerdo.


Informe #75, 8 de enero de 2020 (Hombre)


Aparecí en una gran sala de reuniones. No había luz, pero las filas de sillones eran brevemente visibles. Me senté en uno de ellos y apareció una luz. Los extraterrestres estaban sentados en el pasillo; había 8-10 de ellos. Me levanté y fui a mirar a todos. Todos parecían personas pero con diferentes colores de piel. Uno era azul; otro era gris. Había uno con piel negra al carbón.


Informe #78, 16 de enero de 2020 (Hombre)


Apareció una mancha en la pared y se transformó en una mosca. Sintonicé con los extraterrestres y le envié una señal mental. Golpeó sus patas en mi dirección y, después de saltar a la cama, se convirtió en una araña parada sobre sus patas traseras, lista para saltar. Habiendo sentido miedo y disgusto, decidí abrir los ojos. Era difícil de hacer, y la araña sonriente en la neblina del sueño saltó sobre una moneda que estaba cerca y se elevó hasta el techo. Luego vino la comprensión de que esta era la imagen OVNI del subconsciente para mí. Aferrándome al resto de sensaciones, inmediatamente me sumergí de nuevo en el sueño antes de tener tiempo de despertar y sentir vibraciones. Salió de mi cuerpo como una neblina y comencé a buscar este extraño OVNI debajo del techo con la esperanza de aumentarlo aún más, pero mi esposa dijo que no debía forzar mis ojos, y por un segundo, pensé que en realidad estaba despertándola.


Informe #80, 19 de enero de 2020 (Femenino)


Corrí hacia la puerta y a la vuelta de la esquina a lo largo del pasillo, gritando: '¡Alienígenas! ¿Dónde están los extraterrestres? ¡Necesito urgentemente extraterrestres!' Ella misma imaginó que aparecerían a la vuelta de la esquina. A la vuelta de la esquina, bloqueando la salida a la calle, había un grupo de duendes de naturaleza completamente humana. 'Ustedes', les digo, '¿extraterrestres?' Algunos lo negaron, pero uno que estaba parado en la puerta admitió: "Sí, soy un extraterrestre". Alto (aproximadamente 1m 90cm). Su rostro es redondo, sus ojos se inclinan un poco, no como una persona china, pero de alguna manera desconocido. El cuello es quizás un poco largo para un hombre, y los hombros son demasiado redondos. El resto de la apariencia es humana. Ojos grises, cabello oscuro, color de piel más cercano a la oscuridad. Una chaqueta de cuero marrón con inserciones de punto y un toque de uniforme.

Además de dicho diálogo:


¿De dónde eres?

Alfa Centauri.

Pero, ¿por qué inmediatamente se les ocurrió Alpha Centauri? ¿No se les ocurrió nada más original? Se encoge de hombros. 'Bueno, ¿cómo estás allí en Alpha Centauri?'

Sí, como siempre.

¿Y quién eres? ¿A qué te dedicas?

Piloto de guerra.

Está en casa, pero ¿aquí?

Igual.

¿Bombardero?

El luchador.


Traté de averiguar por qué necesitaban combatientes y pregunté qué estaban haciendo (con la humanidad) aquí, y lo más importante, qué estaba haciendo la humanidad en respuesta. Tal vez no sabía algo, pero o no podía formular la pregunta o él no respondía.


Informe #95, 30 de enero de 2020 (Hombre)


Los extraterrestres están esperando en la cocina, creo. En el apartamento las puertas se abren por la noche. Es anormalmente ligero. Las manijas de las puertas son visibles; algo anda mal. Parece que algo anda mal. Mis piernas no obedecieron. Me froté el injerto en las manos y entré en la cocina. En la mesa, tres adolescentes están sentados a la sombra. Cuando se hizo más ligero, vi a dos niños que se parecían a mis hijos, y a una niña, mi sobrina, con las manos y la cara manchadas de salidol. Le pregunté: '¿Son extraterrestres?' La niña y un niño dijeron 'No'. El tercero respondió afirmativamente. Aprendí de él que recopila información sobre todo. Le dije:


- ¿Se puede tratar?

- No.

- ¿Diagnosticar enfermedades?

- No.

- ¿Los conoces?

- Sí.

- ¿Puedes llamarlos?

Silencio.


Informe #98, 1 de febrero de 2020 (Hombre)


Vi extraterrestres levantándose de la cama después de la caída. Había tres de ellos, de unos 80 cm a un metro de altura (solo puedo adivinar su medida en función de la altura de mi cama, específicamente, la altura de la cama con el colchón es igual a la altura del alienígena a los hombros). Tenían orejas grandes, como el maestro Yoda de Star Wars. No era posible examinar sus rostros en detalle, pero no tenían cascos ni gorros. Los ojos eran estrechos y de tamaño mediano. Se quedaron juntos en grupo y dijeron algo, pero no entendí su discurso. Se comportaron de manera amistosa, con su apariencia inusual. No sentía miedo sino interés. Cada uno de ellos tenía armas: uno tenía una estufa, el segundo tenía un palo y el tercero tenía algo así como un pequeño tridente de río como las tortugas ninja. Incluso pensé que sus atributos eran similares a las tortugas ninja, pero por alguna razón, había tres de ellos, y no parecían tortugas (en particular, la cabeza y la falta de armadura). Pero su piel era muy parecida a la de una tortuga, arrugada, suave y texturizada. En las manos había 3 dedos, con garras en cada uno. Les tomé de las manos y los examiné cuando sentí que salía de la fase. Además, cada uno de ellos tenía su propio tono de piel: uno era azulado, el segundo era púrpura y el tercero era verdoso.


Informe #101, 2 de febrero de 2020 (Femenino)


Imaginé a un extraterrestre en la habitación de al lado. Entré y vi a un humanoide amarillo y arrugado sentado en un sillón. Su altura era de aproximadamente 150-160 cm. Los ojos eran típicos de un 'alienígena'. Bajamos por la calle. Había otro hombre con nosotros, que venía de la nada. El alienígena trabajaba como herrero y hacían comida de hierro. Llegó tarde al trabajo y tenía prisa.


Informe #105, 6 de febrero de 2020 (Hombre)


Traté de imaginar que había extraterrestres detrás de la puerta. Abrí la puerta y vi solo dos puntos luminosos amarillos en la pared en la oscuridad. Traté de fortalecer su presencia con la ayuda de mi imaginación, pero no funcionó.


Informe #130, 20 de marzo de 2020 (Femenino)


Me acordé de los extraterrestres. Pensé que ya me estaban esperando en el pasillo, y fui allí. Al principio, lo vi, pero se escondió en la sombra.


"Muéstrate a la luz", le dije, y entonces algo saltó a la luz, no más de 15 centímetros, con un sombrero, con armadura, lo que lo hizo regordete. Empecé a mirarlo.

"Hola", dijo con una especie de voz infantil.

'¡Hola! Déjame verte', le dije y comencé a examinar su rostro. Parecía un asiático. No tuve tiempo de mirar su traje.


Informe #133, 29 de marzo de 2020 (Hombre)


Salí al pasillo y comencé a esperar a los extraterrestres. Luego caminé lentamente por el pasillo hacia la cocina. Y de repente, un extraterrestre salió corriendo y me pasó. El tamaño es muy pequeño, de unos 20 centímetros, como un gato, delgado y pequeño. Me di la vuelta, pero él se había ido. Entré en la habitación y sentí un crujido cerca del techo. Busqué durante mucho tiempo y noté movimiento a lo largo de la esquina del techo. También parecía extraterrestres.


Informe #139, 3 de abril de 2020 (Femenino)


Claramente pensé en los extraterrestres que quiero ver. Durante un tiempo, no pasó nada. Luego, pequeñas luces comenzaron a aparecer en el cielo, y en la distancia, apareció una nave espacial muy pequeña que parecía un transatlántico. Me paré en el balcón y vi a tres extraterrestres que venían hacia mí a la izquierda a través del aire. Exteriormente, parecían personas, solo que con piel verde, sin emociones, sin hablar, sin reacciones. Por alguna razón, todo me hizo reír. Pensé: 'Qué tontería'. Se acercaron y trataron de llevarme con ellos con cuidado. Uno de ellos me pareció muy familiar. Traté de recordar y me desperté.


Informe #142, 7 de abril de 2020 (Hombre)


Caminé por el apartamento. No vi ningún extraterrestre. Luego salí a caminar por el patio, y vi a otras personas y cosas, pero no presté atención y fui a por el objetivo. Vi a un extraterrestre en un patio vecino y examiné su comportamiento. Había pequeñas sensaciones espeluznantes. No los había conocido en la fase anterior. Era grande. Salió, de unos 190 cm de altura, muy musculoso, su cuerpo completamente blanco sin contornos, excepto su rostro. Sus ojos y nariz eran negros. Los ojos son grandes óvalos, la boca era pequeña, más como la de un humano. Los pies eran oscuros. Vino a la vuelta de la esquina, y cuando me vio, vino a mí.


Informe #150, 12 de abril de 2020 (Femenino)


Constantemente decía en voz alta: '¡Extraterrestres, los estoy esperando!' Me preocupaba mucho que se fueran. Tenía prisa. En el camino, noté un trapo candelabro y se movió. La visión desapareció. Traté de rotar, lo que ayudó, pero no mucho. Había una especie de cubierta sobre mí, dando vueltas y girando completamente inmovilizada. Solo podía mirar hacia arriba. Las manos ya eran visibles.


Informe #151, 18 de abril de 2020 (Femenino)


Como un fotograma congelado, era como si estuviera allí porque tenía que completar la tarea. Me quedé inmóvil mientras observaba a dos humanoides de estatura media, color pálido, sexo indeterminado, sin ropa, ojos negros profundos sin brillo, como si conocieran tu ser por completo. Estaban sentados junto a la ventana de la cocina. Estaba en la puerta. Durante solo unos segundos, nos miramos, y pensé que era mi imaginación y me desperté.



Reconocimiento

Los autores están agradecidos a todos los partidarios y participantes del Proyecto Elijah. Apreciamos su contribución a nuestra investigación. A los autores les gustaría agradecer especialmente a Rinat Muslimov, Vladimir Agafonov y Vladislav Aksyuchits por brindar un gran apoyo.


Paper original